Mexicano descubre que la enfermedad del sueño se origina en el sistema inmune

Mexicano descubre que la enfermedad del sueño se origina en el sistema inmune
Artritis alimentación Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford, encabezados por el mexicano Alberto K. de la Herrán Arita, encontró el origen de la narcolepsia, popularmente conocida como la enfermedad del sueño. Ellos identificaron que este padecimiento es ocasionado por el propio sistema inmunológico de los pacientes, de acuerdo con un reporte publicado en la revista Science Translational Medicine.

El doctor De la Herrán Arita tiene 28 años de edad, es originario de Culiacán, Sinaloa, y obtuvo el doctorado en Ciencias Biomédicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (grado que obtuvo con mención honorífica). Actualmente realiza investigaciones de postdoctorado en la Centro para Ciencias del Sueño, en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

La narcolepsia es una enfermedad grave del sueño que afecta a más de 3 millones de personas en todo el mundo y en muchos casos es incapacitante. Ocasiona serios trastornos como somnolencia diurna incontrolable y repentina, debilidad muscular y cataplejía, que impide a los pacientes poder manejar o llevar una vida normal.

Los científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford encontraron que la narcolepsia se produce porque el sistema inmunológico erróneamente destruye las células cerebrales que producen una proteína llamada hipocretina, también conocida como la “proteína de la vigilia”.

Los investigadores determinaron que la narcolepsia humana es ocasionada por la pérdida de 70 mil neuronas que producen hipocretina. Este neuropéptido se encarga de promover la vigilia en el organismo, mateniendo despiertos a los individuos.

En un comunicado difundido por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México se explica que este hallazgo tiene un gran impacto para comprender a la enfermedad del sueño, pero que además aporta mucho conocimiento para comprender otros problemas derivados de fallas en el sistema inmune, que es el responsable de detectar y destruir agentes tóxicos para el organismo.

“Nos encontramos con el Santo Grial de la inmunología, un fenómeno llamado mimetismo molecular que había sido una hipótesis por décadas, pero nunca había sido demostrado en humanos”, señaló el investigador  De la Herrán Arita. “El mimetismo  molecular es un proceso en el cual el sistema inmune confunde a una proteína del organismo (en este caso, la hipocretina) con una proteína de algún organismo patógeno (en este caso, el virus de la influenza)”.

Para los investigadores, la narcolepsia será un modelo de investigación ya que, a diferencia de otras enfermedades autoinmunes, el proceso se encuentra circunscrito y todos los elementos del rompecabezas podrían ser descubiertos, tales como factores genéticos y ambientales.

“Analizamos el perfil de activación de las células del sistema inmune de pacientes narcolépticos y sujetos sanos, estimulamos a ambos grupos con fragmentos de la proteína hipocretina y del virus de la influenza AH1N1”, explica De la Herrán. “Con estos resultados se confirma que la narcolepsia es una enfermedad autoinmune y que seguramente es secundaria al mimetismo molecular”.

Los científicos consideran que con este mecanismo recién descubierto, que es relativamente sencillo, será fácil de caracterizar y reproducir en el laboratorio con probables aplicaciones para otras enfermedades autoinmunes más complejas.

Las enfermedades autoinmunes afectan al 5% de la población mundial, incluyendo diabetes tipo 1, enfermedades intestinales inflamatorias, esclerosis múltiple, enfermedad de Hashimoto, artritis reumatoide, lupus y muchas otras.